Relatoría del Primer Ciclo Piloto de Proyecciones en Bogotá

Relatoría del Primer Ciclo Piloto de Proyecciones en Bogotá

Se cerró exitosamente el primer ciclo piloto de proyecciones de Chocolate de Paz en Bogotá. Se realizaron 15 proyecciones en diferentes espacios: universidades, colegios, restaurantes, empresas, plataformas de emprendimiento y organizaciones. Algunos fueron eventos públicos; otros fueron talleres o reuniones a puerta cerrada. En todos los espacios se realizaron conversatorios en base a los diferentes temáticas que se desprenden del documental, según las preocupaciones, preguntas o reflexiones de los asistentes.

21 de abril: Festival de Imagen Uniminuto, Universidad de Minuto de Dios

21 de abril: Festival de Imagen Uniminuto, Universidad de Minuto de Dios

En este conversatorio, uno de las reflexiones principales fue la sensación de desconocimiento que tienen los estudiantes de la ciudad sobre la realidad del campo colombiano y lo que han vivido las víctimas del conflicto armado.

26 de abril: Pre-Screening con InterNations, Fundación Universitaria Konrad Lorenz

Con este plataforma de networking global de emprendedores, se centró el diálogo en el poder de modelos positivos de desarrollo para contribuir al posconflicto, construyendo puentes entre ciudad y campo a través de las relaciones comerciales. Asistieron varios expertos en cacao quienes contribuyeron sus experiencias en trabajo con el cacao colombiano, “el mejor cacao del mundo”, y su papel posible en la conservación del medio ambiente.

3 de mayo, Clase de pregrado en Cooperación y Desarrollo, Universidad Santo Tomas, invitada por la profesora Joanna Amaya

En esta clase los estudiantes compartieron sus ganas por comprar ‘Chocopaz’ y así contribuir al proyecto de la Comunidad de Paz, como una forma de desarrollo solidario y sostenible.

5 de mayo, clase de pregrado en Historia de América Latina, Universidad Militar de Nueva Granada, invitada por la profesora Joanna Amaya

En este espacio, casi todos los estudiantes fueron hijos de militares y policías. Una estudiante dijo: “Mi papá es militar. Siempre he visto al Ejército como algo glorioso. Pero también soy consciente de que ha sido responsable en varios casos de brutalidades como las que se retratan en el documental. Y no sé como conciliarme dentro de mí con esas dos cosas”. Quizás fue una intervención sensata, pues al final, no se trata de conciliarse totalmente, sino reconocer las multiplicidades dentro de cada uno de nosotros, así como dentro de las instituciones como el Ejército. Otra estudiante con padre militar dijo que había pasado un tiempo en Guaviare, y que su papá siempre había resaltado la importancia para él de salir y hablar con la gente campesina. “Yo sé que él es un buen hombre”, dijo la estudiante. Otra estudiante, cuyo padre es policía, dijo “Mi papá es muy uribista y es firme en contra del proceso de paz. He intentado hablar con él al respecto pero no quiere escuchar.” En la discusión, resaltamos la necesidad de ver a las complejidades, reconocer el papel de las fuerzas estatales en la victimización, pero también reconocer que ha habido muchos integrantes de estas fuerzas que mantuvieron siempre los valores éticos y morales. Otro estudiante destacó la importancia de sentir, que estas cuestiones no solamente responden a reflexiones racionales.

12 de mayo: Evento público en la Universidad de Los Andes, Proyección y charla con los directores, organizado por el Departamento de Antropología y el Centro de Estudios Culturales

En este evento asistieron estudiantes y profesores de la Universidad de Los Andes, además de varias otras personas. En el conversatorio, se habló de los desafíos que habrá en la implementación de los acuerdos de La Habana en regiones como Urabá, en especial debido a la continuada presencia de grupos paramilitares. Este evento contó con la participación de Esteban Yepes de la Embajada del Cacao, quien preparó una chocolatada artesanal para los asistentes, hecha del Chocopaz de la Comunidad de Paz, y especies como cardamomo. Esteban contó la historia de dónde vino el cacao, además de un mito significativo sobre cómo el cacao vino a la tierra para enseñar a los seres humanos cómo vivir en harmonia con la naturaleza, un mito que conecta con la visión de la Comunidad de Paz retratada en el documental sobre la paz como convivencia con la naturaleza y la protección del medio ambiente.

16 de mayo: Proyección en la Universidad Santo Tomas, invitada por la profesora Joanna Amaya

Después del éxito de la clase el día 3 de mayo, nos volvieron a invitar a la Santo Tomas para poder convocar a estudiantes de diferentes clases de metodologías en las Ciencias Políticas y Sociales. En este conversatorio, se resaltó la sensación de distancia entre las realidades del campo y ciudad, y la importancia de contribuir a la paz haciendo un uso consciente del poder de consumidor.  

16 de mayo: Cineforo: Cultura de Diálogo, una apuesta para la paz. Proyección y conversatorio en la Universidad Javeriana, organizada por el Instituto de Derechos Humanos Alfredo Vásquez Carrizosa y Rodeemos el Diálogo. Diálogo con Pedro Valenzuela (Universidad Javeriana), Andrei Gómez-Suárez (Rodeemos el Diálogo), y los directores Gwen Burnyeat y Pablo Mejía. Con chocolatada de la Embajada del cacao.

Tras esta proyección pública, los cuatro panelistas hicieron un comentario para abrir el debate. Pedro Valenzuela, experto en estudios de paz y conflicto, reconoció la importancia de experiencias como la Comunidad de Paz en resistencia civil desde la base, y la contrastó con el reciente uso del concepto por el ex presidente Álvaro Uribe. Andrei Gómez-Suárez, quien escribió su primer libro sobre la destrucción de la Unión Patriótica, reflexionó sobre la contribución del documental a la memoria histórica de este partido político, y también hizo un llamado a reconocer los esfuerzos de las partes negociadoras en la Habana por sus esfuerzos de desescalar el conflicto armado antes de llegar a un cese al fuego bilateral y definitivo, lo cual ha tenido un impacto favorable en la seguridad de comunidades como ésta. Varios participantes en el evento resaltaron su reacción emocional al documental.

16 de mayo: Cineforo en Restaurante Salvo Patria. Conversatorio sobre el papel del alimento en el posconflicto.

En este espacio conversamos con gastrónomos, chefs, escritores gastronómicos y empresarios chocolateros de Bogotá sobre la importancia de conocer las historias políticas detrás de los alimentos, y de construir relaciones comerciales con sentido para la construcción de un posconflicto sostenible. Se concluyó que los profesionales que trabajan en el sector alimenticio son un puente valioso entre el campo colombiano y los consumidores de la ciudad y pueden hacer esfuerzos para visibilizar los orígenes de sus productos. 

16 de mayo: Cineforo en la Clase de Análisis de Contexto y Fin de Conflicto, Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI), Universidad Nacional de Colombia.

En esta sesión se cerró la cátedra de la paz del IEPRI con estudiantes de pregrado en ciencias políticas, ingeniería, medicina y otras carreras. Varios estudiantes destacaron la efectividad del medio audiovisual como una forma de conectarse con los temas que venían trabajando desde la academia, porque se produce empatía con la experiencia humana de la victimización. 

20 de mayo: Cineforo en el Festival de la UNESCO, la Semana de la Diversidad Cultural. Cátedra de la UNESCO, Universidad Nacional de Colombia.

En este cineforo, vinieron estudiantes interesados en apreciar la diversidad cultural de las comunidades campesinas en Colombia, y se centró el debate en la simbología detrás del cacao.

20 de mayo: Cineforo en Uniandinos, la Asociación de Egresados de la Universidad de los Andes. Evento organizado por Uniandinos por la paz, el Capítulo de Antropología de Uniandinos, y Rodeemos el Diálogo (ReD).

Este evento público fue un éxito rotundo. Llegaron tanta gente que tuvieron que cambiar el salón para permitir que todos entraran. Fue facilitado por el cineasta colombiana Yezid Campos (director del documental El Baile Rojo), con charla con los directores de Chocolate de Paz, y una chocolatada de La Embajada del Cacao. Después de mostrar la película hubo un momento de meditación acerca de quienes producen nuestra comida desde el campo colombiano. En el conversatorio se trató temas de construcción de paz desde la base, la importancia del diálogo como medio de construcción de una cultura de paz, y el papel del empresariado en el posconflicto colombiano. 

27 de mayo: Taller cineforo en la empresa Quantum Tecnología y Servicios

Esta fue una reunión a puerta cerrada para los empleados de la empresa, a invitación de sus directores Juan Carlos Álvarez y Carolina Gómez. Se hizo énfasis en la necesidad de que todos los colombianos conozcan la historia del conflicto de las áreas remotas de su país para poder apreciar la necesidad de poner fin a la confrontación armada, para poder ser empresarios responsables. De igual forma, en esta empresa se está trabajando un ambiente de cultura organizacional constructora de paz desde las relaciones humanas, y se identificó la inspiración que ofrece la filosofía de la Comunidad de Paz en términos de construcción de paz y comunidad.

27 de mayo: Cineforo en la Universidad Libre, Clase de Derecho (sin foto)

Fuimos invitados por el profesor Gustavo Rojas Páez para mostrar la película en su clase. La discusión se centró en la distancia que sienten los estudiantes entre Bogotá y el campo. Varios estudiantes provenían de regiones del país donde habían visto el conflicto, o tenían historias de familiares afectados por el conflicto, y sintieron conmovidos al ver estos relatos traídos a Bogotá para sensibilizar a las personas que habían vivido el conflicto de otra manera en la ciudad. 

31 de mayo: Seminario interno, Fundación Ideas para la Paz (FIP), equipo posconflicto

En este seminario de formación y debate interno del equipo de posconflicto de la FIP, se habló sobre el modelo positivo de desarrollo sostenible que ofrece la experiencia de la Comunidad de Paz en su relación comercial con Lush Cosmetics, y se dialogó sobre diferentes posibilidades para ofrecer este modelo a otras empresas en Colombia.

1 de junio: Cineforo en el Instituto Merani, Clases de Ciencias Sociales y Ciencias Naturales

En este cineforo los estudiantes resaltaron la importancia del papel de los jóvenes en la futura construcción de paz en Colombia. Muchos de estos estudiantes se auto identifican como constructores de paz, y se inspiraron en la experiencia de la Comunidad de Paz para reafirmar su compromiso con la construcción de un mejor país. Había gran participación en el debate, y muchos identificaron emociones como dolor y tristeza por un lado, al saber qué fue lo que pasó en el campo colombiano, pero también esperanza, al ver la ‘verraquera’ de los campesinos colombianos en salir adelante y construir comunidad pese a muchas dificultades y tragedias. Además, varios estudiantes expresaron su sentimiento de motivación, de querer hacer algo para contribuir no solamente a la Comunidad de Paz, sino a muchas comunidades, a través de prácticas responsables de consumo, y sensibilización de sus redes personales sobre la realidad humana del conflicto armado para desmontar la polarización política.